viernes, 31 de julio de 2009

Piden padres ABC 'sellar' edificio para preservar escena

¡EHUI!
Por Alejandra Grijalva

Para que la “escena del crimen” se preserve en buen estado y no se vaya alterar algo que pueda ayudar como prueba, los familiares de los niños fallecidos en la guardería ABC, piden que se cierren bien los huecos en las paredes y el techo del edificio.


Julio César Márquez, papá de “Yeye” uno de los 49 menores que fallecieron en la tragedia del cinco de junio, explicó que la lluvia, el polvo y otros situaciones externas pueden afectar la escena del crimen.


Manifestó que por esta situación están pidiendo a la Porocuraduría General de la República que protejan, de alguna manera el área de la bodega que fungía como guardería.


Comentó que actualmente se encuentran tapado con lonas los “hoyos” que Francisco López Villaescuza hizo con su camioneta, para tratar de salvar a más niños de las garras del fuego el pasado cinco de junio.




Cuestiona ONG a Margarita Zavala su silencio sobre el incendio de guardería


de la Redacción

La Jornada


La agrupación Nuestros Bebés No Se Olvidan, integrada por padres de familia mexicanos, residentes en México y Estados Unidos, cuestionó a Margarita Zavala, esposa del presidente Felipe Calderón, que hasta ahora se haya mantenido al margen de la exigencia de justicia y reparación del daño para las familias de los niños que murieron en la guardería ABC de Hermosillo, Sonora.


En una carta dirigida a la también presidenta del Consejo Ciudadano Consultivo del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), le preguntan dónde ha estado durante los 56 días que han transcurrido desde la tragedia que costó la vida de 49 niños y lesiones a otros 41.

La misiva, firmada por Rosa Valencia de Estrada, también le exige a Zavala su apoyo para prevenir la impunidad de funcionarios públicos y empresarios, con independencia de que mantengan con ella algún vínculo familiar o personal. Desde el Consejo Ciudadano Consultivo del DIF debería exigir que se persiga a todos los responsables del incendio de la guardería, así como la destitución del director del Instituto Mexicano del Seguro Social, Daniel Karam, indica el texto.


Invitan a Marcha de las Flores

Una gran tristeza causó entre los integrantes del Movimiento por la Justicia 5 de Junio el fallecimiento de Juan Carlos Rascón Olguín, de 3 años, víctima de la tragedia en la guardería ABC, informó Catalina Soto Cota.
La vocera del movimiento dijo que en memoria de él, así que de los otros 48 fallecidos y demás niños que resultaron lesionados, pondrán todo de su parte para que las autoridades no se olviden del crimen, al que consideró de lesa humanidad.
Una de las acciones que tomarán será la “Marcha de las Flores”, que se realizará el miércoles 5 de agosto, día en que se cumple el segundo mes de la tragedia.
El movimiento invita a la ciudadanía a participar ese día en una Jornada Nacional e Internacional de Protesta Pacífica en contra de la injusticia y la impunidad.

jueves, 30 de julio de 2009

“Altamente previsible”, el incendio de guardería, acusa Soberanes


Prevalecían deficiencias que eran subsanables, indica el presidente de la CNDH.

Hermosillo, Son. El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), José Luis Soberanes, declaró que el incendio en la guardería ABC, ocurrido el pasado 5 de julio y que causó la muerte de 49 niños, fue "altamente previsible".

El ombudsman nacional al ofrecer en esta ciudad un informe sobre las investigaciones del caso, mencionó que antes de la tragedia se dieron una serie de circunstancias y deficiencias que pudieron ser subsanadas.

En los días siguientes, adelantó, se emitirá una recomendación para el IMSS, el gobierno de Sonora y el ayuntamiento de Hermosillo, algunos de cuyos funcionarios incurrieron en negligencia.

Mencionó que si tan sólo la guardería hubiera contado con un detector de humo, las empleadas se hubieran percatado de la presencia de gases tóxicos y se habría logrado una evacuación oportuna.

Durante una conferencia de prensa en el salón de un hotel, manifestó que desde 2005, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) detectó irregularidades en el establecimiento, que debió ser clausurado.

"Fue altamente previsible. Hubo muchas cosas que aparentemente eran menores y carecían de importancia, pero la suma de todas ellas desgraciadamente nos llevó a la tragedia", dijo Soberanes.

Citó que otra situación que debió preverse es que la guardería ABC tenía un falso plafón en el techo constituido por materiales altamente inflamables y que despidieron gases tóxicos con el fuego.

Enfatizó que los bomberos arribaron al lugar de los hechos 15 minutos después, cuando existe una estación a cinco minutos de distancia.

También observó que policías municipales llegaron primero al lugar, procedieron a acordonarlo y no permitieron que los civiles continuaran con las labores de rescate que realizaban.

En compañía de su homólogo estatal, Jorge Sáenz Félix, reiteró que la guardería carecía de salidas de emergencia, personal capacitado y un programa específico de seguridad, además de emitir tarde una alerta de siniestro.

Omisiones de dueños y autoridades causaron la tragedia en Hermosillo

* La CNDH presenta hoy a familiares de víctimas informe sobre el incendio en la guardería
* El IMSS no hizo respetar normas oficiales
* Incumplieron gobiernos de Sonora y Hermosillo leyes sobre uso del suelo y protección civil
* Los propietarios no subsanaron irregularidades

Después de 55 días de ocurrido el incendio en la guardería ABC de Hermosillo, familiares de los niños que murieron o sufrieron quemaduras reciben hoy un primer informe del ombudsman José Luis Soberanes Foto Notimex

Víctor Ballinas

En su primer informe sobre el incendio en la guardería ABC de Hermosillo, Sonora, el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), José Luis Soberanes Fernández, asegura que tienen responsabilidades el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), su delegación en la entidad, así como los gobiernos estatal y municipal, y recalca que la tragedia, por la que han perdido la vida 49 niños, pudo evitarse si se hubiera contado con el personal requerido y con detectores de monóxido de carbono.

En el avance de la investigación que el ombudsman presentará hoy en Hermosillo ante los padres de los menores fallecidos y lesionados, dará cuenta de un cúmulo de violaciones a la ley por parte de autoridades y propietarios de la guardería.

Sostiene que “desde el punto de vista médico forense”, los fallecimientos pudieron evitarse “de haberse percatado el personal de la guardería ABC de la presencia de humo y gases tóxicos, así como del aumento de la temperatura”, pero eso no fue posible, indica, porque se carecía de detectores de monóxido de carbono.
Sostiene que no había el número de trabajadores y personal requerido de acuerdo con la normatividad vigente, que debió ser de 30 asistentes educativos, para apoyar en el desalojo de los infantes en el momento del incendio. Además de que, en contravención con la norma para prestación de servicio de asistencia social para menores y adultos mayores, en lo muros de la guardería se utilizaron materiales inflamables o que producían gases o humos tóxicos.

A esto se suma que el inmueble donde estaba la guardería ABC carecía de salida de emergencia y los responsables de la estancia no atendieron los requerimientos que en esa materia les hizo la delegación del IMSS.

En el informe, Soberanes apunta: “el IMSS y los funcionarios responsables de la delegación estatal y de la jefatura delegacional de Servicios de Prestaciones Económicas y Sociales incurrieron en la inobservancia de las normas oficiales mexicanas NOM-167-SSA1-1997, para la prestación de servicios de asistencia social para menores y adultos mayores, y NOM-002-STPS-2000, sobre condiciones de seguridad, prevención, protección y combate de incendios en centros de trabajo”.

También incumplieron la norma sobre disposiciones para la operación del servicio de guarderías, el reglamento de construcción del municipio de Hermosillo y las bases para la subrogación de guarderías del Sistema Vecinal Comunitario, así como la Ley para la Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

“El otorgamiento de la licencia de uso de suelo se encontraba condicionado –argumenta Soberanes– a que se contara con un área de estacionamiento, lo que incumplió; el inmueble ocupado por la guardería no contaba con puertas de salida de emergencia con la dimensión necesaria y dispositivos de fácil operación; se omitió atender el oficio del jefe de Prestaciones Económicas y Sociales del IMSS en Hermosillo, que comunicó al representante legal de la guardería que era necesario instalar una puerta de dos metros de ancho, abatible, de doble hoja.”
El ombudsman señala que en contravención a la NOM-167-SSA1-1997, en los muros de la estancia se utilizaron materiales inflamables o que producían gases tóxicos, y no se contaba con detectores de monóxido de carbono.

“Desde el punto de vista médico-forense, los fallecimientos eran previsibles, de haberse percatado el personal a cargo de la guardería de la presencia de humo y de gases tóxicos perceptibles por el olfato humano, así como el aumento de la temperatura de la guardería, de haber contado con detectores de monóxido de carbono”.

En el momento del siniestro, apunta el titular de la CNDH, la guardería “no contaba con el personal suficiente ni requerido por la tabla de número de plazas del personal educativo de acuerdo a la cantidad de niños por sala de atención. Con base en el número de niños inscritos debían estar presentes, a la hora del siniestro, 30 asistentes educativos en todas las salas que conforman la guardería.

“De las evidencias obtenidas por la CNDH, en ese momento se encontraba un número insuficiente de trabajadores para atender a los menores, así como para apoyar la evacuación.”

Soberanes afirma que se omitió considerar que en términos de lo dispuesto por la norma sobre las disposiciones para la operación del servicio de guarderías, durante su estancia en ellas los infantes deberán ser constantemente vigilados y atendidos por el personal, y por ningún motivo permanecerán solos, cuidando con especial énfasis a los menores de 12 meses.

La guardería no contaba con dimensión suficiente y ventilada; el Seguro Social no verificó que la construcción propuesta para operar como guardería en inmueble ex profeso o adaptado, estuviera alejada de vías rápidas o carreteras, gasolineras o cualquier otro riesgo.

También se incumplió con el reglamento de protección civil municipal, al no contar con instalaciones para la prevención de incendios, mismos que no fueron exigidos por funcionarios del IMSS; se omitió considerar que el inmueble carecía de alumbrado automático de emergencia.

La CNDH sostiene que a pesar de que los responsables de la guardería conocían sobre esas deficiencias, en ningún momentos subsanaron las irregularidades, y el IMSS no exigió la licencia de construcción por la remodelación.

En tanto, las autoridades del ayuntamiento de Hermosillo omitieron observar el reglamento municipal y la Ley de Protección Civil, mientras las autoridades de la Secretaría de Hacienda del gobierno del estado violaron la norma NOM-002-STPS-2000, sobre condiciones de seguridad, prevención, protección y combate de incendios en los centros de trabajo.

Guardería ABC, dueños con nexos familiares con Bours


Guardería ABC, dueños con nexos familiares con Bours
por leoagusto

Video censurado por Youtube

En el caso ABC hubo omisiones criminales: CNDH


Daniel Blancas Madrigal

Crónica.


La Comisión Nacional de los Derechos Humanos comprobó “omisiones y negligencias criminales” cometidas por funcionarios del Instituto Mexicano del Seguro Social y del Ayuntamiento de Hermosillo, en el caso de la guardería ABC.


En su primer informe sobre el asunto, el cual será presentado hoy en Sonora por José Luis Soberanes, el organismo acreditó violaciones al derecho a la vida, a la integridad física y psíquica, a la salud, a la legalidad y seguridad jurídica, derivadas del “ejercicio indebido del servicio público, por parte de autoridades del IMSS”.


“Es fundamental garantizar el derecho de todos los familiares de los menores al acceso a la justicia, a fin de que ante la gravedad de las negligencias criminales propiciadas por la omisión en el cumplimiento de los deberes, este asunto no quede en la impunidad, pero sobre todo que se establezcan garantías para evitar la repetición de un hecho similar”, concluyó la CNDH.


En el caso de funcionarios del Seguro Social, señaló que incurrieron en la inobservancia de las Normas Oficiales NOM-167-SSA1-1997 para la Prestación de Servicios de Asistencia Social para Menores y Adultos Mayores y NOM-002-STPS-2000 para las Condiciones de Seguridad, Prevención, Protección y Combate de Incendios en Centros de Trabajo; así como de las Disposiciones para la Operación del Servicio de Guarderías y las Bases de Subrogación.


Detalló que el Instituto “no verificó que la construcción pudiera operar como guardería en inmueble ex-profeso y estuviera alejada de zonas de riesgo”.


Tampoco exigió la licencia de construcción de la remodelación del inmueble, para que funcionara como guardería ni verificó instalaciones para la prevención de incendios. Omitió supervisar la instalación de salidas de emergencia y puertas seguras y abatibles, así como la sustitución de plafones de lona plástica —material altamente inflamable— y de muros hechos con materiales que producían gases o humos tóxicos.


Sobre los dueños de la guardería, indicó que “aun con el conocimiento respecto de las deficiencias, en ningún momento adoptaron medidas para subsanarlas”.


“Desde el punto de vista médico forense los fallecimientos eran prevenibles, de haberse percatado el personal a cargo de ABC de la presencia de humo y de gases tóxicos perceptibles por el olfato humano, así como del aumento de la temperatura en la guardería, y de haber contado con detectores de monóxido de carbono”.


La guardería no contaba con personal suficiente para la atención del número de niños; el inmueble carecía de iluminación y ventilación y el otorgamiento de la licencia de uso de suelo se encontraba condicionada a que se contara con un área de estacionamiento, lo cual se incumplió.


Nivel local.

Según la CNDH, las autoridades del Ayuntamiento de Hermosillo omitieron observar el Reglamento de Protección Civil Municipal y la Ley de Protección Civil para el estado. “La presencia de los bomberos en el lugar del siniestro se dio después de 15 minutos, posterior a la llegada de la policía, lo que motivó que las trabajadoras de la guardería, los vecinos y empleados de una gasolinera cercana iniciaran las labores de rescate, no obstante que la Central de Bomberos está a cinco minutos del lugar”, denunció.


También reveló que en los archivos de la Unidad Municipal de Protección Civil no se encontraron las verificaciones de la estancia correspondientes a 2002, 2003, 2004 y 2005.


Citó además a las autoridades de la Secretaría de Hacienda de Sonora, que operaban la bodega aledaña donde se originó el incendio, porque violaron normas de seguridad, prevención, protección y combate de incendios.



miércoles, 29 de julio de 2009

Dan de alta a dos pequeñas de la guardería ABC

Las niñas Astrid Ariadna Yescas García y Davinnia Yoselyn Miranda Montoya, quienes resultaron lesionadas en el incendio de la guardería ABC, en Hermosillo, Sonora, fueron dadas de alta, informó el IMSS.

En un comunicado, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señaló que las pequeñas de tres años, eran atendidas en hospitales de Estados Unidos y la dependencia cubrirá los gastos de traslado al estado de las menores y sus padres.

http://sdpnoticias.com/sdp/contenido/2009/07/29/456556

martes, 28 de julio de 2009

Muere otro niño de la guardería ABC

Ulises Gutiérez
La Jornada

Hermosillo, Son., 28 de julio.
El saldo trágico del incendio de la guardería ABC, ocurrido el pasado 5 de junio en esta capital, aumentó ayer por la mañana, al confirmarse la muerte de Juan Carlos Rascón Holguín, de tres años.

El menor falleció en el hospital Shriners de Sacramento, California, y con su deceso, debido a una complicación pulmonar, ya suman 49 las víctimas fatales del siniestro.

Familiares de Juan Carlos informaron que sus pulmones quedaron muy dañados por la inhalación de humo durante la conflagración que magnificó la inobservancia de medidas elementales de seguridad, y en el inicio de su tratamiento no fue oxigenado adecuadamente.

Además, al pequeño ya se le habían amputado varios dedos de las manos por las graves quemaduras que presentaba en 75 por ciento del cuerpo.

Sus padres, Juan José Rascón y Rosy Holguín, infomaron del deceso en Sacramento; mientras los otros familiares aún desconocen la fecha en que se trasladará el cuerpo del menor a Hermosillo.
Las esperanzas se agotaron en la lucha de Juan Carlos Rascón, pese al tiempo que pasó aferrándose a la vida y al soportar por casi dos meses la hospitalización.

Hace unos días los familiares anunciaron la organización de una comida para reunir fondos y ayudar a los padres del niño, cuya muerte desmiente al titular estatal de Salud, Raymundo López, quien el pasado 29 de junio aseguró que todos los menores internados habían salido de la etapa grave y se encontraban estables, incluso comiendo por vía oral y caminando en los hospitales.

ABC: Una historia de abusos y negligencia



MARCELA TURATI


Proceso.com





Documentos rescatados de la guardería ABC de Hermosillo, los cuales se hallan en manos de las autoridades de Sonora, revelan que los empleados de esa estancia eran sometidos a condiciones leoninas de trabajo; que se ofrecían pésimos servicios a los niños; que el IMSS detectó ahí numerosas anomalías y exigió corregirlas –incluyendo modificaciones en el techo que finalmente propició la tragedia–, pero no vigiló que sus disposiciones fueran atendidas. Socios de la guardería tienen otras estancias infantiles, que siguen operando y les dejan jugosas ganancias...




Apiladas en un cuarto de la Procuraduría de Justicia de Sonora se hallan 13 cajas que contienen fotografías de chiquillos sonrientes de la guardería ABC, libretas con anotaciones sobre sus últimas horas de vida y expedientes manchados de hollín que permiten reconstruir parte de la historia de la estancia infantil antes del incendio que mató a 48 niños y dejó 75 lesionados.




Dichos documentos, rescatados por el Ministerio Público, exhiben las condiciones laborales leoninas a las que eran sometidas las trabajadoras y la pésima calidad del servicio que ofrecían, además de aportar información sobre la forma en que los dueños del local hicieron de esa y otras guarderías subrogadas por el IMSS, que aún operan, su modus vivendi.




En una foto publicada en marzo de 2004 por el diario Cambio, a las trabajadoras de la guardería ABC se les ve cabizbajas en la sala de espera de la Dirección del Trabajo. El 1 de marzo habían bloqueado con una bandera rojinegra la puerta de la guardería para protestar por sus condiciones laborales y porque tres compañeras habían sido despedidas. A las 7:00 de la mañana llegó Marcelo Meouchi, el representante legal de la estancia, a pedirles que volvieran a trabajar y les dio su palabra de que no habría represalias contra ninguna. Ellas aceptaron y regresaron a sus labores.




Él incumplió su palabra: ese mismo día Meouchi, quien dijo tener 35 años de edad y vivir en el lujoso barrio Centenario, interpuso denuncias penales y civiles contra 22 trabajadoras y su líder sindical por el delito de “despojo”. Luego despidió a 13, de las cuales seis lograron ser reinstaladas y siete aceptaron renunciar a cambio de que la empresa “les retirara la orden de aprehensión”, según consta en los diarios. El depósito de nómina del 16 al 30 de mayo pasado, que fue salvado de los escombros, evidencia que se pagaron 65 mil 82 pesos de salario a 43 empleados. En promedio, su sueldo era de mil 513 pesos a la quincena. La mayoría de las trabajadoras eran jóvenes con preparatoria o mamás de niños que asistían a la ABC.




Cada empleada tenía un expediente donde aparecían cartas de amonestación (por cada tres acumuladas se les descontaba un día de sueldo).




Una agenda encontrada entre los restos del inmueble se usaba para registrar las causas de los descuentos. El día fatal quedó escrito: “Dulce, vacaciones 2/ Mary va a llegar tarde, deberá tiempo, pidió permiso para Dr. y banco/ Bibiana faltó”.




Las empleadas con hijos inscritos debían firmar el “Reglamento de la Madre Trabajadora”, en el que aceptaban que el día que faltaran (así fuera “por incapacidad, visita al médico o permiso”) no tenían derecho a dejar a su niño en la guardería; que si sus hijos se enfermaban durante horas de trabajo alguien más tendría que llevárselos, y en caso de que por ese motivo debieran ausentarse se les descontaría de su salario dicha falta. En el expediente amarillo de Alejandra Moreno se lee que entró cuando era soltera, tenía 19 años y no estaba embarazada. Un examen de orina extendido por un laboratorio lo ratifica.




Como otras, ella firmó un contrato temporal en el que se lee: “Es contratada para realizar actividades de Asistente Educativo”, y “por la naturaleza del puesto sólo se le requiere por un período de 28 días”. Se especificaba también que su salario sería de 95.90 pesos diarios y que por tres suspensiones acumuladas se quedaría cuatro días sin sueldo.




Como todas, tuvo que firmar la siguiente cláusula: “Queda estrictamente prohibido tratar asuntos sindicales dentro del horario laboral, así como también dentro y fuera de las instalaciones de la guardería”.




Desde la huelga frustrada, los dueños de la ABC se unieron con los propietarios de otras guarderías de Hermosillo para obtener la representación de una abogada que hizo contratos donde las futuras trabajadoras renunciaban de antemano a sus derechos. Difundieron entre empresarios una “lista negra” con el nombre de 24 mujeres recomendando no contratarlas porque habían participado en cuestiones sindicales. “Debido al problema suscitado en una guardería local del esquema vecinal donde el sindicato llevó a sus empleadas a realizar un paro laboral, para llevar a cabo un pliego petitorio irracional (…) sería necesario unirnos para hacer frente a esta problemática antes de que pudiera llegar a afectarnos a nosotros también”, se lee en la carta distribuida el 27 de noviembre de 2002.




Mas los problemas en ABC siguieron. El 26 de septiembre de 2005 el IMSS negó a la representante Sandra Téllez su solicitud para ampliar el cupo de niños con el argumento de que “cuenta con dos casos en proceso de juicio laboral relativo a sus trabajadoras”.




A raíz del conflicto mencionado, los empresarios formaron la Asociación de Guarderías de Sonora y, según los documentos, presionaron en bloque al IMSS para que aumentara la cuota por niño atendido, permitiera ampliar el cupo antes de licitar nuevas guarderías y disminuyera sus exigencias. En un escrito enviado a la aún coordinadora nacional de Guarderías, Carla Rochín –quien presentó su renuncia el pasado 18 de julio–, señalaron que, gracias al esfuerzo desarrollado por la Asociación, el IMSS dejó de exigirles “la contratación del médico epidemiológico, colación reforzada vespertina, menús tan costosos, perfiles de personal con alta escolaridad, con la finalidad de que al bajarnos la cuota de $2,019 a $1,951 bajáramos nuestro costo de operación y lográramos seguir operando”.




Se oponían al requisito de contratar personal de escolaridad elevada con el siguiente argumento: “El título profesional no garantiza la calidad humana necesaria para el trato y atención requeridos por el menor (…) la contratación de estas dos personas (asesor nutricio y jefe de fomento a la salud) nos significaría un gasto extra de entre 80 mil y 120 mil pesos anual”.




Por cada niño a su cargo recibían 2 mil 309 pesos mensuales y, en el momento del incendio, tenían 221 inscritos. En el mismo período, erogaban 130 mil pesos en sueldos y 41 mil en la renta de la bodega.




“Tenían capacitad autorizada para atender a 196 niños, pero ese mes sumaban 221, de los cuales 48 fallecieron, 75 resultaron con lesiones de distintos grados, y 98 quedaron supuestamente ilesos. Había 25 niños de más y no suficiente personal”, dijo a Proceso el abogado de los padres de las víctimas, Lorenzo Ramos.




Los oficios del IMSS


Algunas de las anomalías que el IMSS encontró en inspecciones realizadas a la guardería ABC se registraron como sigue y, en ciertos casos, adoptaron la forma de prohibiciones o recomendaciones: “Se detectó mal olor en los sanitarios infantiles (…) queda prohibido sustituir carne con espagueti (…) los alimentos no se congelan para dárselos a los niños cuando vuelva a tocar el menú (…) no debe agregársele agua al jugo de naranja (…) se detectó a niños acostados sobre las colchonetas porque no alcanzaron las sábanas…”




Los papeles encontrados dan cuenta de la relación amor-odio que había entre los representantes de la guardería y el Seguro Social. A veces llegaban a amenazarse con romper relaciones, después se reconciliaban y al final se abrazaban.




Uno de los primeros oficios del instituto describía a la estancia ABC como una guardería sucia, con telarañas, sin lugar específico para lavarse las manos, con alimentos refrigerados sin etiquetas, con olor a drenaje, sin enfermeras ni médicos, sin salida de emergencia y con ácidos desinfectantes en la cocina. Sin embargo, siguió operando.




El 28 de febrero de 2005, el IMSS reclamó a la guardería no respetar la capacidad establecida para 196 lugares e ignorar el plano de distribución que presentó originalmente. El 18 de abril le reprochó que las educadoras no reunieran el perfil laboral, y el 23 de agosto el jefe de Prestaciones Económicas y Sociales envió a Marcelo Meouchi un oficio donde le exigía cubrir la deuda de 59 mil 685 pesos por cuotas obrero-patronales no cubiertas en 2002 y 2003, y le recordaba que el instituto no tiene que cargar con las obligaciones de ABC para con sus trabajadores.




El 26 de mayo de 2006, el reclamo fue por falta de personal capacitado y desapego a la calidad del servicio que el IMSS les contrató. En junio, se subrayó la falta de alimentos y de productos Gerber, y para septiembre la crítica se enfocó a las instalaciones: iluminación insuficiente, mal olor sanitario, huellas de filtración de agua. En enero de 2008, las inspecciones del IMSS advirtieron la falta de sábanas y las paredes humedecidas y con hoyos, así como el mal olor y la rotura de muebles.




En el expediente consta la queja de una señora por el hecho de que su hija aspiraba solventes en el área de descanso recién pintada.




Pero ya desde el 26 de julio de 2005 se había hecho llegar a la guardería un oficio que, de haber sido atendido, podría haber salvado la vida de los menores quemados en 2009. Dicho oficio señalaba a Sandra Téllez que era necesario ampliar las puertas principales, instalar puertas de seguridad abatibles hacia el exterior, sustituir plafones por material no inflamable (“tienen un plafón a base de lona plástica tipo carpa y es altamente combustible”), aislar el techo y arreglar ductos. Los empresarios ignoraron las adaptaciones señaladas y los inspectores no insistieron en exigir su cumplimiento.




Los otros negocios


En otro de los galerones-guarderías que siguen funcionando en esta ciudad, que se denomina EDI y pertenece a uno de los socios prófugos de la ABC, Gildardo Urquides, un joven que por las tardes cuida el establecimiento explica a los padres que llegan en busca de un lugar para sus niños:




“Puede traer a su hijo, aquí hay muchas medidas de seguridad, ya hasta quitamos los tambos de gas que teníamos en la entrada, ya pusimos cableado nuevo y este techo no se quema.” Lo mismo ocurre en la guardería Pasitos Adelante –ubicada en Ocotillo Business Park, un complejo de talleres industriales–, propiedad de Sandra Téllez, donde hace unos días los albañiles reparaban las instalaciones. “Ya tiene cableado eléctrico, más extinguidores, detectores de humo y puerta de pánico que pusimos como plus”, explicaba la psicóloga que atendía en la entrada un día antes de la reinauguración. En la Guardería Norte, otra bodega que forma parte de un parque industrial y anuncia cupo para 250 niños, una simpática recepcionista explica: “Lo cerramos durante dos semanas para hacer modificaciones. Al techo le quitamos el poliuretano y le pusimos otro que no se quema”.




A Pequeños Gigantes, una guardería que comparte pared con una fábrica de aluminio, le cambiaron el techo de lámina por uno de fibra que, según la recepcionista, “tarda hora y media en consumirse”. Desde 2001, a la socialité hermosillense le entró la fiebre por el negocio de cuidar niños, y en bodegas techadas con láminas y decoradas con algunos motivos infantiles instalaron, además de ABC, las guarderías Pasito Adelante, Del Norte, EDI, Sonrisitas, Del Río, entre otras que siguen activas.




Entre los escombros de la ABC se encontraron también papeles de Pasito Adelante y planos de la guardería Dynatech, así como correos electrónicos y documentos donde aparece la firma de los dueños como representantes o asistentes a distintas reuniones del ramo. “Los dueños (de ABC) son tres, pero a quien únicamente conocíamos fue a Sandra Téllez”, declaró ante el MP la educadora Marina Flores después del incendio. “Únicamente conozco a una señora que se llama Sandra, y también a un señor que conozco únicamente como Tony”, dijo a su vez la cocinera Guadalupe Torres.




Los papeles localizados en la guardería incendiada permiten reconstruir parte de su historia. Todo inició el 8 de mayo 2001, cuando un notario público solicitó el permiso de constitución de una sociedad para cinco guarderías: ABC, Picolino, Crece Conmigo, Mundo de Juguetes y Mundo Feliz. La idea no prosperó y sólo se constituyó la “Sociedad ABC”.




Los jóvenes empresarios Marcelo Meouchi y Antonio Salido, junto con sus esposas Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo y María Fernanda Camou, entonces treintañeras, formaron la “Sociedad Civil ABC”. Ellas aparecían como únicas socias, en tanto que ellos figuraban en calidad de miembros del Consejo de Administración.




Se hicieron asesorar por Gildardo Urquides, quien acababa de instalar EDI y dos años después abrió otra guardería en Nogales. El tío de Gildardo, José Manuel Matiella Urquides, les rentó la bodega que adaptaron como la guardería ABC. El contratista Martín Celaya declaró que cuando lo contrataron para los trabajos de remodelación pensó que la vieja fábrica tenía aval para operar porque vio a funcionarios del Seguro Social paseando con los dueños y sabía que contaban con la aprobación del Ayuntamiento. Sin embargo, existe una notificación del 25 de junio de 2001 donde el Ayuntamiento les pide suspender los trabajos por falta de permisos. Aparentemente así se hizo pero, ese mismo año, reanudaron las obras e inauguraron con el aval del entonces delegado del IMSS, Ernesto Rivera, quien aprobó el contrato con ABC y con las demás guarderías de la socialité, a las que renovó el permiso para el año siguiente. E inclusive, con el fin de empujar la solicitud de ABC, el dueño de la bodega, José Manuel Matiella Urquides, escribió una carta al IMSS en la que señalaba: “La techumbre formada por estructuras metálicas sobre las cuales descansa una cubierta de lámina galvanizada con aislamiento térmico se hizo cumpliendo con las normas… la construcción tiene edad aproximada de 17 años, durante los que no se ha encontrado ni la más mínima falla”.




Pero la bodega siempre tuvo material de poliuretano en el techo, que ardió en segundos, expulsó un humo altamente tóxico que asfixió a los niños y goteó sobre ellos hirviente. Esto aceleró la combustión de la lona de plástico que se había puesto para tapar el techo. En 2004, ABC se convirtió al esquema vecinal y aprobó nuevas revisiones del Seguro.




Para 2005, Gildardo Urquides –quien durante el incendio era director de Finanzas del Comité Estatal del PRI de Sonora– y Sandra Téllez, esposa del subsecretario de Ganadería Alfonso Cristóbal Escalante Hoeffer, así como cuñada de Urquides, se convirtieron en socios capitalistas de la Sociedad ABC. Camou, la esposa de Meouchi –familiar de los propietarios de Sonrisitas– les vendió su parte.




El negocio de la ABC parecía redondo: el tío de Gildardo Urquides les rentaba por 40 mil pesos la bodega, un precio 10 veces menor al que rentaba el terreno contiguo como almacén al gobierno estatal, por el que cobraba medio millón de pesos y donde se inició el incendio.




A partir del 5 de junio de 2009, los socios de ABC, habitantes de las exclusivas colonias Centenario, Residencial Capistrano y Alta California, pasaron de las páginas de sociales, de los diarios locales, a las de nota roja.




Según las declaraciones del funcionario Escalante Hoeffer, su esposa Sandra había acudido a la guardería el mismo día del siniestro, aunque ninguno de los testigos del caso refiere haberla visto. Al día siguiente Antonio Salido, esposo de Marcia Gómez del Campo, acudió a la procuraduría, declaró que la sociedad estaba “ofendida” por el incendio y levantó una denuncia contra quien resultara responsable. La bodega estaba asegurada por AXA. Ahora, el abogado de las víctimas, Lorenzo Ramos, apunta:




“El 6 de junio, cuando habían muerto ya 30 niños y los papás todavía andaban batallando para que les entregaran los cuerpos y más de 10 niños agonizaban, Antonio Salido se presentó ante el MP para interponer una formal denuncia contra quien resulte responsable por el delito del incendio y los que resulten. ¡Estaba reclamando daños a su propiedad! Eso revela su bajeza moral. Él fue a reclamar lo suyo”. A los tres días de la tragedia, los implicados ofrecieron una conferencia con rostros compungidos y ojos llorosos. Se dijeron inocentes. En declaraciones posteriores responsabilizaron a la directora de la guardería, Diana Jaime Peralta, quien aún convalece en el hospital con el cuerpo quemado al 80% por haber tratado de sacar niños del fuego. Mas la muerte de 48 infantes y las lesiones que sufrieron otros 75 no han impedido a los dueños de ABC seguir “embodegando” hijos de trabajadores afiliados al Seguro Social en sus otros negocios. Siguen recibiendo ganancias del “ramo” aunque, hasta el cierre de esta edición, se hallaban en calidad de prófugos.





http://www.proceso.com.mx/noticias_articulo.php?articulo=71018

Reflexión de Juan Carlos Flores López

Nadie puede negar que en nuestro país se está viviendo una descomposición política y social alarmante, la época del "ni los veo, ni los oigo" del "salinismo" se ha reeditado, la censura, el despotismo, la sin razón y el uso faccioso de los órganos estatales de gobierno aparece como una constante. Cada uno de los Estados que componen el Pacto Federal, rápidamente se convirtieron en los nuevos latifundios de caciques comprometidos con el crimen organizado, disfrazándose de Gobernadores y Presidentes Municipales, alentando y manejando la corrupción que los alimenta y nutre.

Solo bajo este triste panorama uno puede entender los excesos cometidos por los políticos, sus familiares y amigos; solo así podemos entender la generación de criminales cobardes y ruines, sin ningún tipo de código de ética ni moral alguna (aunque parezca mentira, en el pasado había códigos rígidos entre los delincuentes), capaces de robar, lesionar, secuestrar y asesinar sin pensarlo dos veces, por eso su repudio a luchadores sociales que tienen muchísimo más valor, que la totalidad de sus verdugos, así sea un regimiento que sin rubor atraviesa las carreteras y ciudades de nuestro país sin oposición alguna o los aparatos represores de los gobiernos locales y principalemente del gobierno federal.

El desgastado concepto de que el actual gobierno está luchando contra la delincuencia (de forma ineficaz), no es más que un eufemismo y una excelente excusa para olvidar la catástrofe económica que vivimos y que pretenden hacernos creer que vino de fuera, como si uno no supiera que la política actual sigue privilegiando a los que más tienen sobre las mayorías, que es precisamente lo que llevó al mundo a la actual crisis.

Esta clase de políticos ha apostado siempre a la falta de memoria histórica de los mexicanos y a la precaria, cuando no nula, cultura política de los habitantes de este país; recordar que el actual presidente se autonombraba "del empleo" y ver con tristeza que su política neoliberal ha logrado precisamente lo opuesto, su rebase por la izquierda resulto tan fallido, como infructuosa ha sido su lucha frontal contra el narcotráfico, sin una verdadera estrategia integral para hacerlo.

Entre tantas ruinas hay dos que recientemente han abierto heridas profundas: el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Ejercito Mexicano, o mejor dicho los políticos y militares que los han encabezado en muchas administraciones.

Estas Instituciones hace ya mucho tiempo que tienen una actitud soberbia e incongruente, pues por una parte nos hace creer que somos los mexicanos la parte fundamental de sus acciones y por otro nos ignoran y dañan, a veces tan irremediablemente, como a los pequeños muertos y afectados en la Guardería ABC de Hermosillo, Sonora, o a los cientos, si no ya miles de asesinados y violentados por las acciones de quienes supuesta y paradójicamente nos protegen.

Apoyamos la posición que han adoptado los familiares de las víctimas, sabemos y comprendemos muy bien la necesidad de justicia que ellos reclaman, pero también sabemos que la justicia, en su caso, como en el de muchos, brillará por su ausencia, y nuestras autoridades tan previsibles como siempre, apostaran al tiempo para que todo quede enterrado, y ellos, en tres años vuelvan a tener la posibilidad de engañar al número suficiente de mexicanos para volver a tomar el poder por asalto.

Lamentamos vivir en un país con una derecha tan reaccionaria, prepotente, ciega, sorda y peligrosa, un partido dinosáurico que vuelve para enquistarse que apuesta exactamente a lo mismo y una izquierda lamentable que se neutraliza sola y que está muy alejada de representar las ideas e ideales de la gente que piensa y trata de involucrarse en las decisiones de nuestro país, que sigue teniendo como problema central la falta de un desarrollo sustentable y permanente, sumado a los problemas económicos, culturales e intelectuales, que nos caracteriza, pero a eso apuestan los poderes de facto, que usan y abusan del poder y de sus privilegios, y es precisamente en eso en lo que basan su hegemonía.

¿Algún día cambiaran las cosas?, nuestra obligación es seguir luchando para que esto pueda llegar a ser realidad.


Juan Carlos Flores López
Presidente de Hemofilia XXI A.C.

lunes, 27 de julio de 2009

Inculpado por decreto


Patricia Dávila

Proceso

La Verdad del Sureste


Prófugo de la justicia desde el 7 de junio pasado, Arturo César Leyva Lizárraga, exdelegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora, rompe el silencio desde la clandestinidad:


“El director del IMSS, Daniel Karam, ordenó mi cese.


Cuando lo hizo, seguramente me señaló como autor de algún crimen y automáticamente giraron la orden de aprehensión en mi contra.


Si yo soy culpable, con mayor razón lo es Juan Francisco Molinar Horcasitas, quien, como director, el 29 de marzo de 2006, firmó la contratación de la guardería ABC, y el mismo Karam, porque antes de ocupar este cargo fue director de Finanzas del instituto.


Él les pagaba a las guarderías.”


El abogado del exfuncionario, Víctor Raúl Montes Martínez, sostiene:


“El único responsable de homicidio culposo por la muerte de los 48 niños en la guardería ABC es el gobierno del estado de Sonora, es el gobernador Eduardo Bours.


Él y sus funcionarios de la Secretaría de Finanzas no midieron las consecuencias del incendio que provocaron.


Ellos sí son responsables directos.


Estaban ahí, ellos sí se salvaron, ¡A nadie se le ocurrió avisar a la guardería para que sacaran a los niños!”


Leyva Lizárraga se enteró por la prensa de que había una orden de aprehensión en su contra por los presuntos delitos de homicidio culposo, daño en propiedad ajena y ejercicio indebido de la función pública. Por el mismo medio conoció su cese como delegado del IMSS el pasado 10 de junio.


Arturo César Leyva ocupó la delegación del IMSS en Obregón, Sonora, a partir del 6 de abril de 2006, una semana después de que Molinar Horcasitas y Sandra Lucía Téllez Nieves, propietaria de la guardería, firmaran el contrato para la prestación de servicios que seguía vigente cuando ocurrió el incendio.


–¿Cuándo recibió Leyva Lizárraga el primer informe sobre la guardería ABC? –se le pregunta al abogado.


–En el acta de entrega recepción del 6 de abril ningún apartado se refiere de manera particular a la guardería ABC.


El punto IX, sobre el informe de los asuntos a cargo del delegado y del estado que guardan, hace referencia al anexo 20, en el que se destacan los asuntos, acciones y compromisos que requieren atención especial y, en su caso, los que es necesario atender de manera inmediata.


“Referente a guarderías, sólo menciona que derivado de la desincorporación de inmuebles, la delegación cuenta con 11, ocupados por asociaciones civiles que prestan el servicio de subrogación.


Cinco ya cuentan con el avalúo, especifica. Y señala que únicamente se autorizó un expediente que corresponde a la asociación civil Din-Don.


Además, establece que los representantes legales no reconocen el adeudo por uso del inmueble desde el ejercicio 2002”.


El contrato para la prestación de servicios, explica el abogado, señala al dueño de la guardería como responsable de obtener y mantener actualizadas las licencias, permisos y autorizaciones gubernamentales.


La guardería presentó ante la Coordinación de Guarderías toda la documentación necesaria para otorgar el servicio a los derechohabientes del IMSS.


Proceso tiene copia de los documentos en que las oficinas de Prevención de Incendios y Seguridad Civil, la de Bomberos y la Unidad de Protección Civil, así como de Desarrollo Urbano y Obras públicas, todas del ayuntamiento de Hermosillo, avalan el funcionamiento de la guardería:
Además la Secretaría de Salud estatal le otorgó la licencia sanitaria 09000014053, y la aseguradora ING le vendió una póliza que excluye incendio en el edificio y sólo cubre el “incendio en contenidos” por 250 mil pesos, rotura de cristales por 2 mil y responsabilidad civil por 3 millones.


De acuerdo con la cláusula vigésima sexta, supervisarán los servicios la jefa del Departamento de Guarderías, en este caso Dora García Kobeth, y la coordinadora zonal, Delia Irene Botello Amante.

Pero “aunque (ambas funcionarias) informaban al delegado de sus actividades, no es él quien dirige la operación que desempeñan, sino la Coordinación de Guarderías y la Dirección de Prestaciones Económicas y Sociales, ambas con sede en oficinas centrales, en la Ciudad de México”, argumenta el abogado.


El numeral 3.2 de dicho procedimiento señala que la directora de la guardería es la responsable de verificar y de participar en un programa de protección civil de la localidad y del IMSS, así como de coordinar la evacuación de las instalaciones cuando sea necesario.


“La directora tiene una clara responsabilidad”, afirma el defensor del exdelegado, y agrega que el procedimiento de seguridad obliga a que la puerta de acceso permanezca cerrada con llave y pasador, y éste debe estar fuera del alcance de los niños.


“Esto pudo haber obstaculizado la salida de los niños”, dice.


–¿La responsable es siempre la directora?


–Yo creo que estamos en una cacería de brujas, buscando responsables en donde no existen.


Hay un accidente y hubo omisiones en la gente que tenía que haber actuado de inmediato para salvar a los niños.


Estamos hablando de la directora; debió de poner en marcha su plan de protección pero, en lugar de eso, la mayoría de los empleados corrieron.






Bloquea PGR defensa de garantías, asegura CNDH


Eugenia Jiménez

Milenio.com

foto: Jesús Quintanar


La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) impugnó ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación la Ley Orgánica de la Procuraduría General de la República, debido a que le impide tener acceso a información del Ministerio Público federal.

Para la CNDH, esa legislación limita la obtención de pruebas útiles para su labor. La norma impugnada condiciona la entrega de información solicitada por la comisión a que la PGR considere que no se ponen en riesgo las investigaciones en curso y la seguridad de las personas.

En años recientes, la PGR ha negado de manera reiterada a la CNDH acceso a los expedientes de alto impacto en la opinión pública. Destacan los casos de la mina de Pasta de Conchos, Coahuila, donde 65 trabajadores quedaron sepultados en febrero de 2006, y el asesinato del periodista estadunidense Brad Will, ocurrido en Oaxaca, en octubre de ese mismo año.

Asimismo, está la tragedia en la guardería ABC, de Sonora, que causó la muerte de 48 niños, el pasado 26 de junio, y la detención (el 27 de mayo de 2009) de 29 funcionarios y ex funcionarios de Michoacán, incluidos 10 alcaldes.

Ante la constante negativa de la PGR, el ombudsman nacional, José Luis Soberanes, recurrió a principios de año al presidente Felipe Calderón para que diera instrucciones al titular de la PGR, Eduardo Medina Mora, y se atendieran las peticiones de la CNDH.

En enero pasado, en una reunión con reporteros, el presidente del organismo consideró que sólo bastaban “algunos manotazos sobre la mesa” del jefe del Ejecutivo para corregir esa situación.
Sin embargo, la negativa de la PGR a proporcionar la información continúo, por lo que el pasado 29 de junio, la CNDH presentó el escrito de impugnación ante la Corte.

La comisión asegura en el documento que sin acceso a la información de la PGR es imposible recabar pruebas, fortelecer los procedimientos de queja y, por tanto, realizar de manera eficiente su labor de protección de los derechos humanos, pues estará impedida para determinar si dichas garantías son respetadas por las autoridades.

La comisión aclara que en esta demanda de inconstitucionalidad no se impugna la secrecía de las investigaciones ni el derecho de las personas a la seguridad, sino la decisión de reservar información fundamental para la defensa de las garantías individuales.

“La cruenta lucha que hoy se libra en el país por el ejercicio efectivo del derecho fundamental a la seguridad pública no puede ganarse a través de la opacidad y menos aún violando derechos humanos, al impedir a través de la restricción discrecional, que prevé el artículo 5° de la ley, el acceso a las pruebas necesarias para la determinación de si se han respetado o no los derechos humanos”, dijo la CNDH.

La CNDH promovió en febrero pasado la acción de inconstitucionalidad 26/2008 contra del artículo 16 del Código Federal de Procedimientos Penales, que reserva la información relacionada con las averiguaciones previas.

domingo, 26 de julio de 2009

Comienza construcción de mausoleo en memoria de víctimas de incendio


Milenio.com


La Dirección de Panteones Municipales informó que hoy inició la construcción de un mausoleo en memoria de los 48 niños fallecidos en el incendio de la guardería ABC, ocurrido el 5 de junio pasado.

El director de la dependencia municipal, Sergio Pavlovich Camou, indicó que esta mañana se entrevistó con los padres de las víctimas, quienes autorizaron el proyecto.

Indicó que la obra se realiza en el panteón municipal y en ella se invertirán alrededor de 600 mil pesos para edificar una capilla, las 48 lápidas especiales y un área verde.

El proyecto lo construirá una empresa estadunidense que surte los ataúdes al panteón municipal, cuyo propietario fue quien presentó la idea original de bajo costo a las autoridades locales.

Precisó que las losas tendrán la foto de cada una de las víctimas del siniestro, además poseerán un mensaje de los padres y al igual que la capilla serán 100 por ciento de granito.

Pavlovich Camou mencionó que los trabajos de construcción del mausoleo en el cementerio municipal terminarán en alrededor de un mes.

Planteó que el sector donde están sepultados los 48 menores fallecidos en la guardería ABC quedará separado del resto de los lugares donde se encuentran los demás niños.

Los recursos para la obra fueron autorizados por el Cabildo local, por lo que no tendrán ningún costo para los padres de los menores fallecidos.




Respuesta de los padres de niños víctimas de incendio en guardería ABC a carta que les envió el Gobernador Eduardo Bours


Por Redacción / Dossier Político

Cartel: COLECTIVO ALTAVOZ


Señor Bours: Con motivo del sentido repudio que hicimos público, padres y madres de familia de la guardería ABC, ante su ofensiva e indignante declaración de que “duerme como un bebito”, usted envió una carta para decirnos que expresa su “enorme pesar” a nombre de usted, de su esposa Lourdes y de su familia, y dice que sabe, que nada puede igualar el tamaño de nuestro pesar y dolor, pero sobre todo, asegura que nos ha expresado su solidaridad…


Escribe después de un mes y medio de nulos resultados en las investigaciones; después de que entorpeció el proceso judicial, principalmente al permitir que escaparan los responsables, entre ellos, funcionarios de su Gobierno; después de querer negociar con nuestro derecho a exigir justicia, e intentar transar con la muerte de nuestras niñas y niños como si fueran mercancías.


Escribe y habla de nosotros y de las visitas que nos hizo, en realidad con el fin de posar en fotos publicitarias para el proceso electoral, sin haber hecho nada en memoria con dignidad y justicia para nuestros niños; sólo por el placer de recomponer su imagen en el final de su cuestionado sexenio.


Con esta misiva, señor Bours, en vez de mostrar sensibilidad, mostró su lado más insensato y cruel, al hacernos saber que su declaración era en referencia a lo ocurrido después del 5 de julio y no al funesto 5 de junio; eso para nosotros, dejó más claro lo que ocupa su pensamiento.


Para usted, según se aprecia en su carta, en periodo de elecciones, se puede y se vale vociferar ignorando nuestro justo clamor social de justicia para nuestros niños y niñas.Nos escribió sin perder oportunidad para presumir su actuar, los logros de su sexenio, y, nos aclara que su comentario hacía referencia al 5 de julio y de ninguna manera se refería al día de la tragedia. Es obvio, su preocupación por el 5 julio es primero, haciendo a un lado el 5 de junio. Como si realmente se pudiera olvidar, que su Gobierno cargará por siempre con el crimen de lesa humanidad que acabó con las vidas de nuestros 48 niños y niñas y 75 bebés lesionados. Gracias al contexto de corrupción, impunidad, tráfico de influencias, compadrazgos y negligencia, que ha predominado durante su mandato.


Una vez más con sus palabras nos demuestra su solidaridad, su aprecio, su preocupación, pero no hacia el luto que embarga a Sonora, a México, al mundo, por el dolor de los niños y niñas que murieron y de los que siguen vivos pero que quedaron con muchas secuelas que les arrancan de tajo la posibilidad de tener un desarrollo pleno, o por el de los padres y madres que lloramos la ausencia de nuestros hijos e hijas reclamando justicia… Sino a lo que siempre le ha robado el sueño desde la tragedia del 5 de junio: Las elecciones y el posicionamiento personal suyo y de su partido.


Usted cierra con una promesa vacía, sin compromiso alguno, nos dice “nunca haré nada para aumentar su dolor o indignación”. En vez de comprometerse a no hacer algo para aumentar nuestro dolor, (que ya llegó a los límites humanamente soportables, usted prefiere permanecer como ha permanecido hasta ahora: Sin hacer nada. En eso ha sido congruente, no ha hecho nada para mitigar nuestro dolor. Porque precisamente eso, señor Bours, es lo que hemos cuestionado desde el principio, su falta de acción y de valores, su inequívoca intención de encubrir y proteger a sus allegados; porque eso ha sido su más grande aportación a nuestro dolor e indignación, y ahora, además, tenemos que soportar sus declaraciones carentes de sensibilidad, y ver con impotencia ante la pérdida irreparable de nuestros más hermosos tesoros, que la justicia no ha tocado a personas de nombres y apellidos encumbrados, sus amigos y colaboradores cercanos.


Usted, que constantemente repetía “nada ni nadie por encima de la ley” no ha hecho nada; hemos visto que todos al lado suyo son intocables. Sus palabras, carecen de sentido y sensibilidad, y su Gobierno cada vez está más lejos de la verdad y de nosotros.


No trate de engañarnos señor Bours, nos insulta su falta de humanidad, su falta de escrúpulos al hablar. No trate de culparnos, no somos nosotros quienes sacamos sus palabras de contexto, es usted quien olvida, el contexto de sufrimiento que padece Sonora, donde día con día se escucha el lamento de padres y madres de familia que lloramos la ausencia de nuestros hijos e hijas, y más aún la ausencia de justicia ¿Qué no escucha? ¿Qué no siente? ¿Cómo hace para olvidarlo tan fácilmente?


Es bastante lo que tenemos que soportar con nuestro dolor, para tener que escuchar su burla insensata, usted como Gobernador debe medir sus actos, sus gestos, sus pasos, pero también y sobre todo, sobre todo sus palabras.


Sea hombre señor Bours, pero sobre todo, sea humano y reconozca que ha fallado. Acepte su responsabilidad y pida perdón a nuestros hijos e hijas. Eso es lo único que debe escribirnos para salvar su honor, si acaso lo tiene y lo valora.Firman:


Los padres y madres de niños y niñas víctimas del incendio de la guardería ABC.

Realizan marcha en memoria de víctimas de guardería

Los participantes, quienes visten de blanco y portan pancartas, acudirán hasta la Casa de Gobierno, ubicada en la colonia Pitic

La coordinadora del Movimiento por la Justicia 5 de Junio, Catalina Soto Cota, manifestó que se trata de la séptima movilización realizada en esta ciudad

HERMOSILLO, SONORA.- Decenas de personas participan en la 'Marcha de las cunas', a partir de las 18:39 horas, tiempo local, en memoria de los 48 menores fallecidos en el incendio de la guardería ABC, ocurrido el pasado 5 de junio.

La coordinadora del Movimiento por la Justicia 5 de Junio, Catalina Soto Cota, manifestó que se trata de la séptima movilización realizada en esta ciudad, luego del siniestro ocurrido en el establecimiento subrogado por el IMSS.

Precisó que los participantes, quienes visten de blanco y portan pancartas, acudirán hasta la Casa de Gobierno, ubicada en la colonia Pitic.

Van a casa de Bours a protestar por caso ABC


Marcelo Beyliss

Corresponsal El Universal


La tragedia de la guardería subrogada del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cumplió 50 días. Y para expresar su indignación, coraje y pesar, los familiares de los 48 niños que murieron en aquel incendio acudieron directamente a la casa del Gobernador, Eduardo Bours Castelo.


Es la exclusiva colonia Pitic, ubicada en un céntrico sector de Hermosillo, donde habita la tradicional clase alta, ganaderos, empresarios, funcionarios y ex funcionarios de gobierno.


Inmensas mansiones y verdes jardines adornan este sector. Las cocheras resultan pequeñas para esas residencias. Lo más común son las Hummer, Mercedes Benz, BMW, Lincoln, Jaguar, Volvo y Cadillac.


En cuestión de minutos aquel panorama se ve invadido por carretas y puestos ambulantes de raspados, chicharrones de harina y elotes. Es señal de que se avecina un evento multitudinario, de que se aproxima una muchedumbre.


En efecto, a los pocos minutos arriban cientos de personas, la mayoría vestidas de blanco, niños, jóvenes, señores, señoras y ancianos, quienes atentos escuchan al que tiene el micrófono: “les pedimos guardar compostura, no queremos que otros intereses se aprovechen de este movimiento”, les decía.


De una camioneta pickup, algunos de los padres de niños que murieron en el trágico suceso se encargaron de bajar una cuna. Dentro colocaron un muñeco sin cabeza y con camiseta roja. “Concretando Oportunidades”, era la leyenda que se leía en la espalda de aquel mono. Por enfrente decía “Pasos”. Se refería al programa de Participación Social Sonorense (Pasos), creado por Eduardo Bours para edificar obra pública de manera concertada con la ciudadanía.


Sobre un trozo de cartón, que también colocaron dentro de la cuna, los manifestantes escribieron: “Aquí está tu mameluco chapito, duerme como bebé”.


Así, los familiares de las víctimas de la guardería ABC expresaron su indignación por lo que consideraron fue una ofensa del mandatario estatal, quien hace unos 10 días, durante un evento oficial, aseguró que su conciencia estaba tranquila, al grado que dormía “como un bebé”.


En una carta dirigida al papá del niño, Yeyé, Julio César Márquez, el Gobernador aseguró que se refirió a que se aproxima el fin de su administración (el próximo 13 de septiembre) y no a la tragedia, pero la explicación no fue válida para los papás de los angelitos.


“Nos aclara (en la carta) que su comentario hacía referencia al 5 de julio (día de las pasadas elecciones a Gobernador) y de ninguna manera se refería al día de la tragedia. Es obvio, su preocupación por el 5 de julio es primero, haciendo un lado el 5 de junio”, reprochó Julio César Márquez, quien dio respuesta a la misiva del mandatario estatal.


Micrófono en mano condenó: “Su gobierno cargará, por siempre, con el crimen de lesa humanidad que acabó con las vidas de nuestros 48 niñas y niños y 75 bebés lesionados”.


Por su parte, la vocera del Movimiento Ciudadano por la Justicia 5 de Junio, Catalina Soto Cota señaló en un discurso que a 50 días de la tragedia “necesitamos hacer un severo alto, pues mientras arriba, en la clase política todo quedará en familia y terminarán haciendo las paces, como siempre, abajo, en los hogares sonorenses, la paz ha sido mancillada”.


Dijo que “hay cunas y brazos vacíos, daños irreparables pero impunes, y pavorosos riesgos latentes para nuestros niños y niñas, que para toda autoridad son inexcusables”.


Piden a Bours papás de ABC reconozca fallas

HERMOSILLO, Sonora(PH)
A reconocer las fallas y pedir perdón por la muerte de 48 niños ocurrida por la tragedia en la guardería ABC, llamaron los padres de familia al gobernador Eduardo Bours Castelo.
En la Marcha de las Cunas de ayer, los padres dolientes expusieron frente a la Casa de Gobierno su coraje por la procuración de justicia en el caso de la muerte de los niños y el de los pequeños que quedaron lesionados por causa del fuego en la estancia infantil.
“Sea hombre señor Bours, pero sobre todo, sea humano y reconozca que ha fallado. Acepte su responsabilidad y pida perdón a nuestros hijos e hijas. Eso es lo único que debe escribirnos para salvar su honor”, respondió Julio César Márquez, padre de “Yeyé”, a una carta escrita que explicó le hizo llegar el Gobernador.
La séptima marcha del Movimiento Ciudadano por la Justicia 5 de Junio se realizó ayer, a 50 días de la tragedia, con la participación de alrededor de mil 500 personas, de la Plaza Emiliana de Zubeldía a la Casa de Gobierno, en la colonia Pitic.
El padre de Julio César, llamado de cariño “Yeyé”, dijo que el Gobernador con esa carta muestra insensibilidad al decirle que cuando declaró que “duerme como un bebito” fue en relación a lo ocurrido el 5 de julio y no a la tragedia del 5 de junio.
Durante la manifestación, los padres que reclamaron la corrupción, impunidad, tráfico de influencias, compadrazgos y las negligencias que existen. Roberto Zavala Trujillo, papá de Santiago, quien falleció a sus 2 años 2 meses, tocó a la puerta de la Casa de Gobierno esperanzado a que el mandatario atendiera al movimiento, pero no obtuvo respuesta a su llamado.
“Es lo que me esperaba, sabía que no iba a abrir la puerta... pero esperaba que pudiera abrir con la sonrisa de siempre para que responda algunas de nuestras inquietudes, por qué dejó escapar a los socios de la guardería es mi principal”, dijo.

Marchan por séptima vez en memoria de los niños fallecidos


Abraham Fraijo, padre de uno de los niños fallecidos en el siniestro de la guardería, manifestó que lo único que exigen es justicia para sus hijos.

Hermosillo.- Más de mil personas participaron esta noche en la séptima marcha en memoria de los 48 menores que fallecieron en el incendio de la guardería ABC, registrado el pasado 5 de junio, y que culminó frente a la Casa de Gobierno.

La coordinadora del Movimiento por la Justicia 5 de Junio, Catalina Soto Cota, convocó a los asistentes a participar en lo que llamó un movimiento nacional, el próximo 5 de agosto, cuando se cumplirán dos meses del siniestro.

Padres de familia y simpatizantes del movimiento, que hoy se denominó "Marcha de las cunas", caminaron desde la Plaza Emiliana de Zubeldía, a partir de las 18:39 horas, tiempo local.

Poco después de las 20:00 horas, los participantes y personas que se sumaron en el trayecto, llegaron a la residencia oficial estatal, ubicada en la colonia Pitic de esta ciudad.

Frente a la Casa de Gobierno de Sonora, los inconformes dejaron en la puerta principal una cuna con un muñeco vestido con la camisa ilustrativa del programa estatal Participación Social Sonorense (Pasos).

Los inconformes explicaron que se dio ese nombre a la manifestación de este sábado por las cunas que quedaron vacías luego del siniestro, ocurrido en la guardería subrogada por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Abraham Fraijo, padre de uno de los niños fallecidos en el siniestro de la guardería, manifestó que lo único que exigen es justicia para sus hijos.

En el trayecto, los familiares de las víctimas y participantes, vestidos en su mayoría de blanco y con mantas que tenían fotografías de los menores fallecidos, pidieron castigo para los responsables.

“Sea hombre y pida perdón”: exigen a Bours padres de niños muertos en el incendio de ABC.


Por Felipe Larios Gaxiola / Dossier Politico

Hermosillo.- Cientos de capitalinos profanaron esta noche los “sacrosantas” pavimentos de la exclusiva colonia Pític y se arremolinaron frente al pórtico de la casa de gobierno para exigir justicia en el caso del incendio de la bodega guardería ABC, donde tras el incendio del 5 de junio han muerto 48 niños.

La marcha inició al filo de las 19:00 horas en la plaza “Emiliana de Zubeldía” y una hora y media después se estacionó frente a la casa de gobierno que lucía vacía, incluso, sin guardias de seguridad a la vista simple.

Al llegar a la residencia del gobernador Bours Castelo, Abraham Fraijo padre de Emilia, pasó lista de los nombres de los 48 niños fallecidos y la multitud al unísono respondió “no debió morir” haciendo vibrar a los cientos que “tomaron” la residencia oficial del mandatario sonorense.

Luego, Julio Márquez, padre de Yeyé, dio respuesta a una carta escrita “de puño y letra” por el gobernador del estado donde, luego de casi dos meses de la tragedia, expresa su pesar por la catástrofe del 5 de junio.

En la respuesta a la carta del jefe de gobierno, los padres de las víctimas deploran la actuación del mandatario que ha sido “carente de sensibilidad” y sin sentido.

“Su gobierno está cada vez más lejos de la verdad y de nosotros”, señaló Julio Márquez y pidió al mandatario que “sea hombre” y sea humano para reconocer que ha fallado.

“Pide perdón por su actuación al frente del gobierno de Sonora y por haber fallado en las investigaciones en torno a la tragedia de la guardería ABC.

Alrededor de la residencia oficial los vecinos salieron asombrados al ver a la multitud que en forma organizada y pacífica rodearon el viejo caserón que alberga a la “primera familia” del estado.

Julio Márquez, reprobó la frase expresa por el gobernador Bours quien habría dicho que a pesar de los problemas que prevalecen el estado él “duerme como bebé”.

“Sea hombre, señor gobernador, y pida perdón”, refirió el orador.

Envía Gobernador carta a papás

HERMOSILLO, Sonora
(PH)Catalina Soto Cota, vocera del Movimiento Ciudadano por la Justicia 5 de Junio, aseguró que el Gobernador del Estado hizo una supuesta invitación a una reunión a padres de familia de niños fallecidos y lesionados a causa del incendio de la guardería ABC, de forma selecta e informal.
Informó que la invitación realizada no definía lugar, ni hora, y que de acuerdo a la asamblea realizada el jueves pasado, los padres acordaron no asistir, pero desconoce si alguno asistiría.
Soto Cota recalcó que desearía que hubiera formalidad, y de forma integral se atendiera a diferentes aristas del caso y que las instancias competentes atendieran las demandas de los padres.
Le duelen declaraciones
Julio César Márquez, padre del pequeño “Yeyé”, aseguró que el Gobernador quiere hacerlos ver como gente manipulada y sin capacidad de decisión.Mencionó que sí son padres dolidos pero con toda la capacidad de exigir.
Expresó que duele mucho escuchar las declaraciones del mandatario estatal, así como toda su actuación.
Explicó que en la marcha, leerán la contestación a una carta que el Gobernador les envió como respuesta a una de las declaraciones que Julio César dio en el plantón afuera de las oficinas del IMSS en donde hizo alusiva la frase que “dormía como bebé”.
Agregó que abarca mucho más que una declaración.

sábado, 25 de julio de 2009

Séptima marcha por la Justicia


¿Por qué Marchamos hoy?

A 50 días del siniestro en la Guardería ABC, necesitamos hacer un severo alto, pues Mientras en la clase política todo quedará en familia y terminarán haciéndose las paces, en los hogares sonorenses la paz ha sido MANCILLADA: hay CUNAS y brazos VACÍOS; DAÑOS irreparables pero IMPUNES y PAVOROSOS riesgos latentes para nuestros niños y niñas, QUE PARA TODA AUTORIDAD, SON inexcusables.


La lucha no es una locura, la impunidad enloquece

¡NUNCA MÁS!

Hermosillo, Sonora

viernes, 24 de julio de 2009

Ha faltado atención de los ombudsman nacional y local al caso de ABC, denuncian

Padres de los menores afectados se presentan ante la CEDH para manifestar su molestia

La semana próxima se reunirá José Luis Soberanes por primera vez con familiares de las víctimas

Ulises Gutiérrez Ruelas
Corresponsal

Hermosillo, Son., 23 de julio. Un grupo de padres de las víctimas de la guardería ABC acudió este jueves ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) para denunciar que los visitadores de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y de ese mismo órgano jamás se han acercado a ellos a pesar de las evidentes violaciones a los derechos humanos cometidas en esa y otras estancias infantiles, y también presentaron una queja contra el gobernador de Sonora, Eduardo Bours Castelo, a quien acusan de extorsión, encubrimiento de los culpables y tráfico de influencias.

Los deudos criticaron la actuación de las instituciones defensoras de los derechos humanos, las que a pesar de denunciar que la Procuraduría General de la República oculta información del caso, no han emitido una sola recomendación al respecto, a mes y medio de la tragedia.

“Venimos a interponer una denuncia, porque Eduardo Bours, por medio de sus enviados, nos ha ofrecido dinero a cambio de dejar de lado nuestra demanda de justicia, porque consideramos que es uno de los principales culpables de violaciones a los derechos humanos”, dijo Julio César Márquez, uno de los padres afectados.

Otros familiares de las víctimas señalaron que la queja también fue interpuesta en contra de funcionarios de la Secretaría de Hacienda estatal (que operaba la bodega en donde se inició el fuego); de Wilebaldo Alatriste Candiani, titular de Protección Civil estatal; así como de Raymundo López Vucovich, secretario estatal de Salud.

Por su parte, Jorge Sáenz Félix, presidente de la CEDH, quien en un principio enumeró las acciones de esa comisión como coadyuvante de su homóloga a escala nacional, terminó por admitir que ha hecho falta un seguimiento más cercano del caso y se comprometió con los padres de las víctimas a estar al pendiente de las posibles violaciones de derechos humanos que podrían sufrir en el futuro y ayudar en la emisión de recomendaciones por las anteriores.

El ombudsman también se comprometió a coordinar visitas a otras guarderías en Sonora, que aparentemente siguen operando con deficientes sistemas de seguridad, y adelantó que la próxima semana estará en Hermosillo José Luis Soberanes, presidente de la CNDH, quien por primera vez tendría un acercamiento con los padres de las víctimas.

Por su parte, Catalina Soto, vocera del Movimiento Ciudadano 5 de Junio, confirmó que la Séptima Marcha por la Justicia se realizará el sábado 25 de julio a las 18:30 horas, partiendo de la plaza Emiliana de Zubeldía, frente a la Universidad de Sonora. “En la Marcha de las Cunas del próximo sábado, vamos a dar respuesta a la carta que el gobernador ha hecho llegar a los padres. Invitamos a la ciudadanía para que nos acompañe y conozca el manejo que le está dando por debajo del agua”, dijo.
Antes, en conferencia de prensa, Julio César Márquez dio a conocer que Bours Castelo envió a los padres de las víctimas una carta con la que buscaba disculparse por las declaraciones hechas hace dos semanas, cuando dijo que por el buen trabajo que ha hecho al frente del gobierno de Sonora ahora puede dormir “como bebito, como niño”, las cuales, según Bours, “fueron malinterpretadas”.

jueves, 23 de julio de 2009

Paul Zaid Mendivil / en recuperación











inf de la pag: www.angelesenpera.org

Actividad para recaudar fondos que ayuden a solventar los gastos en Sacramento, California, de los padres del niño Paúl Zaid Mendívil quien sufrió varias quemaduras durante el incendio de la guardería ABC, habrá de realizarse un baile.

Serán siete los grupos que tomarán parte en el evento que se llevará a cabo el jueves 30 de julio y el cual se encuentra organizado por los compañeros de trabajo del papá del pequeño Paul, indicó Jorge Rodríguez.

“Queremos ayudarle con algo todos los que somos sus compañeros”, dijo Jorge Rodríguez, “son 20 dólares diarios los que tiene que gastar en sólo hospedaje y a eso hay que sumarle la comida. Es mucho el apoyo que necesita”.

Fabián Gómez, La Brazza Norteña, Dominio Norteño, Jesús y Su Grupo, Chuy Meneses y Su Tuba, Los Compas del Pueblo y Cuatreros del Norte habrán de amenizar el baile, cuyo costo del boleto es de 100 pesos y será llevado a cabo en el Casino de la CFE, ubicado por la calle Fronteras esquina con Matamoros.

Se reunirá presidente de CNDH con padres de víctimas de ABC


Francisco Reza y Rocío Guzmán
Frontera.info

http://www.frontera.info/EdicionEnLinea/Notas/Noticias/23072009/391030.aspx

Marcharán padres de víctimas de guardería

El Informador

Los padres de familia de los niños fallecidos en el incendio de la guardería ABC, ocurrido el pasado 5 de junio, informaron que el martes próximo realizarán una manifestación en la Casa de Gobierno de Sonora.

La vocera del Movimiento por la Justicia 5 de Junio, Catalina Soto Cota, indicó que por primera vez la marcha incluirá una protesta frente a la residencia oficial del mandatario estatal, Eduardo Bours Castelo.

Deudos de guardería ABC interponen queja contra Bours

El Financiero en línea

Hermosillo, 23 de julio- Los padres de familia afectados por la tragedia en la guardería ABC, interpusieron una queja contra el gobernador Eduardo Bours Castelo, ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos, señalando al jefe del ejecutivo estatal como negligente por su manejo del caso.

En el documento que entregaron al presidente de organismo, señalan que Bours Castelo ha intentado comprarlos y que ha actuado de manera indoliente, ante la situación que ha derivado del incendio del 5 de julio pasado.

El presidente del organismo, Jorge Sáenz Félix tomó la denuncia de parte de un grupo de padres, quienes iniciaron el recurso también en contra de los directores de Protección civil estatal y municipal, el secretario de Hacienda, de Salud y el Contralor.

Sáenz Félix se comprometió a enviar dicho recurso ante la Comisión Nacional de los Derechos humanos para que inicie la investigación

De hecho los padres de 48 niños fallecidos y de alrededor de 60 pequeños heridos o afectados en su salud por las secuelas del incendio, anunciaron que el próximo sábado marcharán hasta la casa de gobierno, a fin de solicitar la renuncia del mandatario por su actuación y responsabilidad en los hechos.

Catalina Soto Cota, vocera del movimiento ciudadano por la justicia 5 de junio, enfatizó que se trata de una demanda ciudadana, que viene de la indignación por la falta de resultados en las investigaciones en torno al caso.

Por esa razón, dijo que el sábado 25 de julio, marcharán desde la Plaza Emiliana de Zubeldía, hasta la residencia oficial del gobernador Eduardo Bours.

http://www.elfinanciero.com.mx/ElFinanciero/Portal/cfpages/contentmgr.cfm?docId=204507&docTipo=1&orderby=docid&sortby=ASC

El IMSS no perseguirá a ex funcionarios


Angeles Cruz Martínez
La Jornada

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) no iniciará investigación o procedimiento alguno en contra de la ex coordinadora de Guarderías Carla Rochín Nieto, a pesar de que tenía bajo su responsabilidad la operación de las guarderías, incluida la ABC, de Hermosillo, Sonora. Tampoco lo hará contra su jefe, el ex director de Prestaciones Económicas y Sociales Sergio Antonio Salazar Salazar, confirmó el área de Comunicación Social del organismo

Desde esa oficina, incluso, se insistió en que la salida de ambos funcionarios fue voluntaria. No obstante, fuentes consultadas aseguraron que el pasado viernes, el director del IMSS, Daniel Karam, informó a las delegaciones estatales, durante una teleconferencia, que ambos personajes dejaban sus cargos, sin explicar claramente si los había despedido o, como se ha dicho oficialmente, ellos presentaron su renuncia. Lo más grave, comentaron, es que Karam tuvo una conducta ambigua, pues aun cuando Rochín y Salazar son los primeros responsables de lo que ocurre en las guarderías, resulta que les acepta las renuncias y que se vayan tranquilos.

Resaltaron la importancia de que en estos casos el director del Seguro Social no haya mencionado la palabra cese o despido, porque implicaría el reconocimiento de su presunta responsabilidad en que la guardería ABC estuviera funcionando, aun cuando incumplía la normatividad institucional y la de protección civil, y en general de otras eventuales irregularidades.

http://www.jornada.unam.mx/2009/07/23/index.php?section=politica&article=014n3pol

Operan en la ilegalidad 130 guarderías en San Nicolás, NL


Luciano Campos Garza
Proceso.com.mx

MONTERREY, N.L. 22 de julio (apro).- La dirección de Protección Civil informó hoy que de las 232 estancias infantiles que operan actualmente en el municipio de San Nicolás 130 lo hacen sin registro oficial y que de las 102 legalmente constituidas sólo dos reúnen las condiciones mínimas de seguridad.

En entrevista, Ulises Ochoa Correa, director de Protección Civil de ese municipio, reconoció que el municipio no tiene control de las guarderías, y dijo que, tras el incendio en la guardería ABC de Hermosillo, Sonora, que ha dejado un saldo de 48 menores muertos, el ayuntamiento emprendió una revisión general de las estancias infantiles en la localidad.

Indicó que en pasadas administraciones fueron inspeccionadas 121 guarderías, algunas de las cuales recibieron observaciones y sus dueños sanciones administrativas.

Dijo que tres días después de lo ocurrido en la guardería ABC, se hizo una nueva revisión de todas las instancias infantiles del municipio. Añadió que se encontró que 130 no estaban registradas, y señaló: "Son casas donde hay personas que se hacen cargo de los menores, mientras sus padres se van a trabajar".

El funcionario afirmó que esas guarderías fueron inventariadas, y dijo que a sus dueños se le fijó un plazo, que vence a fines de este mes, para que tramiten los permisos y adecuen sus instalaciones para que operen dentro de las normas oficiales. Añadió que, en caso contrario, los propietarios serán multados.

"Las guarderías que no están registradas son casas donde se cobra una cuota a los padres por cuidar a sus hijos. Hay muchas de ese tipo; afortunadamente, en la mayoría no hay más de 15 menores", explicó.

Sin embargo, Ochoa dijo que, al revisar las otras 102 guarderías con permiso, sólo dos, de la franquicia "Aprender a Hacer", cumplían con todas las medidas de seguridad. Añadió que ocho estaban en malas condiciones y sus dueños fueron apercibidos.

Indicó que otra más, la guardería Villa Alegre, que tenía dos meses de funcionar, fue cerrada. Señaló que, en este caso, la estancia infantil, ubicada entre las calles Matamoros y Tapia, en el centro de San Nicolás, estaba en medio de una gasera, una gasolinera y un taller automotriz.

Dijo que las instalaciones de esa guardería eran adecuadas, pero que los propietarios no contaban con el permiso municipal, el cual no se les hubiera otorgado debido a la ubicación de la estancia infantil.

Ochoa advirtió que las sanciones pueden llegar hasta el cierre definitivo de las guarderías, y señaló que, entre las principales fallas que encontraron, figura la carencia de capacitación del personal, la falta de un plan de contingencia, así como de salidas de emergencia y extinguidores.

Además, el funcionario afirmó que las guarderías que no contaban con la totalidad de los requerimientos en materia de seguridad, no podían ser clausuradas, debido a que eso "generaría un problema social" en el municipio.

"Hay que valorar esto muy bien, porque si cerramos todas las guarderías eso generaría un problema social. ¿Qué va a hacer la gente con sus hijos, además de que no podría ir a trabajar? Protección Civil también protege los trabajos", añadió.

Además de San Nicolás, los demás municipios del estado han realizado sus propias revisiones de las guarderías en esas localidades.

Ayer, 88 niños fueron desalojados de la guardería Tarike, ubicada en el municipio de Guadalupe, por una fuga de gas acetileno en un establecimiento contiguo, donde se utilizan sustancias inflamables.

El daño en la válvula de un tanque de gas fue reparado y los menores regresaron a la guardería. No hubo heridos.