martes, 11 de agosto de 2009

Niños que sobrevivieron tragedia de guardería ABC, pasan noches de horror

Por José Luis Jara / Dossier Político


El Instituto Mexicano del Seguro social no quiere reconocer los daños que sufren los niños que inhalaron humo en la guardería ABC en la tragedia del pasado 5 de junio.
Los tratan como si fueran “pacientes sanos” y les alegan que si sus hijos no están “chamuscados”, mejor que ni se paren por el seguro social.

Los relatos que vertieron Fabiola Domínguez, Vanesa Gutiérrez y Eloísa Orozco son por demás escalofriantes.

Ellas son madres de niños que se encuentran afectados por el humo que inhalaron cuando se encontraba el incendio en la guardería ABC. Son alrededor de 41 niños que tienen registrados con problemas pulmonares. Los padres de estos niños se organizaron para enfrentar los gastos que deben realizar en el tratamiento de sus hijos, cuyas edades se encuentran en uno, dos años.
Para el IMSS son pacientes sanos. Por ello les niega el derecho que les asiste por ser víctimas de un incendio en una guardería subrogada por esta dependencia.

Sin embargo, al decir de las madres de algunos niños, sus pequeños ahora han sufrido consecuencias pulmonares, por el humo que inhalaron cuando se encontraban en la guardería.

Los problemas que ahora tienen, aseguraron, son desde inflamación de pulmones, hipertensión pulmonar y cardiaca, los pequeños aprovechan escasamente el oxigeno, arrojan flemas y algunos arrojan sangre por las narices por las mañanas.

Son historias que cuentan. Historias como de la niña Laura Fernanda, que a su año y nueve meses sufre problemas pulmonares y problemas de terror.

Fabiola Domínguez contó los hechos con el deseo de saber dos cosas en estos momentos: cómo y cuándo sacaron a su hija. La otra saber quién fue la maestra que la saco. La primera para saber el tiempo que su pequeña Laura inhaló el humo. Y la segunda, para agradecerle por salvar a su hija.

A la niña la sacaron inconsciente, pero no presentó ninguna señal de problemas. Fue a los diez días en que la niña empezó a mostrar problemas de taquicardia. Le mandó hacer unos estudios y los resultados fueron alarmantes para Fabiola. Le diagnosticaron problemas cardiacos. Se la llevaron a México, al hospital siglo XXI del IMSS donde le hicieron estudios de tomografía, resonancia magnética, encefalogramas, electrocardiogramas. Ellos alegaban que en tres meses la niña sanaría. Sugirieron que se hiciera un estudio mental de la niña porque la pequeña Laura presentaba conductas de agresividad, de violencia, una conducta muy diferente que los médicos del Seguro Social aseguraban que la niña padecía problemas postraumáticos.

La señora Fabiola, joven y que se ha arrojado con todo por la salud de la niña, recordó que a raíz de la tragedia, la niña ha presentado terrores nocturnos.

Los médicos en México dijeron que la niña iba a estar bien. Sólo que los médicos de salud mental del Hospital Siglo XXI le expusieron el panorama de otra manera.

Ella recordó las explicaciones del caso de la siguiente manera: “Uno como adulto manifiesta sus problemas de salud atendiendo al doctor, porque ya sabe el camino. Pero los niños no tienen conocimiento de eso y manifiestan sus problemas de salud con comportamientos agresivos, porque su organismo está fallando y lo manifiestan con terrores que le pueden ocasionar paros respiratorios.

Bajo este panorama, la madre de Laura no se explica la razón del Seguro social de minimizar el problema que tienen los niños y niñas.

-¿Cuál?

-La atención médica de mi hija no ha sido por el seguro social. Toda su atención se ha dado por el Hospital Infantil (HIES) porque el seguro social me ha dicho que mi hija no está afectada porque no está quemada.

A los 15 días de la tragedia, llevó a su hija al seguro social porque en el hospital infantil le recomendaron que fuera bueno que la niña tuviera un expediente por las responsabilidades del seguro social.

Fue al IMSS y le dieron una cita hasta dentro de un mes. Esa fecha se cumple este 10 de agosto. Pero las atenciones que ha requerido la pequeña Laura, las han obtenido del HIES. Ha llevado a su hija hasta tres ocasiones en la semana a este hospital y en el seguro social, apenas le pusieron una cita este 10 de agosto.

La entrevista con Fabiola, madre de la pequeña Laura, se dio en una de las actividades que realizaron los padres de los niños que quedaron afectados por la inhalación del humo en el incendio de la guardería Fue en la hamburguesada que realizaron el 9 de agosto en uno de los parques de la ciudad.

En medio del ánimo que le imprimen al evento, la madre del niño se puso sincera. No te voy a mentir, dijo. Esta hamburguesada se organiza para apoyar en los gastos que realiza cada padre para la atención de su hijo.

Ella y los padres de alrededor de 41 niños que sufren por problemas pulmonares se han organizado desde el momento en que el IMSS catalogó a sus hijos como estado de salud sano.
Para ellos, esa respuesta obedece a un interés político.

Por eso, se han dedicado a realizar actividades porque quieren que una institución médica del extranjero les realice un diagnóstico médico a sus hijos, porque quieren un estudio que no entre en las esferas de los intereses de los gobiernos mexicanos, trátese del estatal o federal, porque ellos han politizado el problema.

http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=60989&relacion=dossierpolitico&mas=1

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pienso que aquì en IMSS debe tambien asumir su responsabilidad. No se vale que uno paga sus cuotas patronales y que le salga a uno con esas jaladas. Yo como madre entiendo a Fabiola. Señores del IMSS: Ustedes se ofrecieron a dar atencion medica permanente a los niños afectados por el incendio. No incluye solo a los pequeños que resultaron quemados, sino tambien a los que tienen secuelas por la inhalacion de humo. Tengan en cuenta que ustedes comen de lo que las empresas pagan de las cuotas obrero patronales cada mes y les ponen peros a la gente. Por favor, pònganse las pilas y tambien atiendan a los pequeños que estan presentando problemas en las vias respiratorias.

lau_pedroza dijo...

EL DIA 16 DE OCTUBRE RECIBI UN CORREO DE UNA JOVEN DE 15, DICIENDO QUE ERA HERMANA DE UNA PEQUEÑA LLAMADA ANA SOPHIA MONTERO, DE CUATRO AÑOS VICTIMA DEL INCENDIO DE LA GUARDERÍA ABC, ELLA PIDE AYUDA PARA SU HERMANA DICE QUE SON DE BAJOS RECURSOS Y QUE TIENEN QUE OPERAR A LA PEQUEÑA. YO POR MI PARTE CONSEGUÍ UN MÉDICO DE EE.UU. QUE LA VA A OPERAR, PERO LA JOVEN NO PORNE NINGUN CORREO O DIRECCION DE DONDE LOCALIZARLA, SI ALGUIEN CONOCE ESTE DATO SE LO ENCARGO POR FAVOR.