miércoles, 15 de julio de 2009

¡Felices vacaciones, señores ministros!


¡Felices vacaciones, señores ministros!

¡Disfruten de un merecido descanso! A gozar de los privilegios que nuestro trabajo les da.

Cada uno de ustedes gana más que todos los padres juntos de los 48 menores fallecidos el 5 de junio een la guardería ABC.

Respetuosamente se dirigieron a ustedes para que atrajeran el caso del homicidio de sus hijos y los daños a muchos otros, con la esperanza de obtener justicia.

Los padres de estas criaturas no han tenido ni un momento de descanso desde el 5 de junio, ni siquiera han tenido tiempo del duelo, el tiempo de llorar la ausencia de sus hijos o el dolor de lo sheridos. Y por supuesto, nunca en su vida han tomado unas vacaciones como las que ustedes toman ahora como cada verano.

¿Qué hemos hecho para merecer esta Suprema Corte de Justicia de la Nación? ¿Pagarles los más altos salarios del mundo? ¿Con qué derecho se burlan del dolor del pueblo que les paga salarios, descansos y privilegios?

Reposen pues, nosotros no lo haremos hasta tener justicia.

Ya sabemos que con ustedes no contamos en esta tarea. Ya sabemos que ustedes son cómplices del homicidio de esos niños.

¿Cómo pretende Hacienda que paguemos impuestos si éstos se utilizan para pagar las vacaciones de los ministros de la SCJN?

¡Descanse en paz la justicia en México!

Mujeres sin Miedo: Ofelia Medina, Begoña Lecumberri, Carmen Huete, Humberto Robles

1 comentario:

pamela dijo...

¡Disfruten de un merecido descanso! A gozar de los privilegios que nuestro trabajo les da.
Cada uno de ustedes gana más que todos los padres juntos de los 48 menores fallecidos el 5 de junio een la guardería ABC.
Respetuosamente se dirigieron a ustedes para que atrajeran el caso del homicidio de sus hijos y los daños a muchos otros, con la esperanza de obtener justicia.
http://tbn1.google.com/images?q=tbn:M-vF07PnyQyN0M:http://blog.educastur.es/practicainstrumental/files/2009/06/fv.gif